Acompáñanos en Instagram

  • Leo con interés y deleite un libro que me recomendó @drimvic : Braiding sweetgrass de Robin Wall Kilmenner. Su subtítulo es: Sabiduría indígena,conocimiento científico y la enseñanaza de las plantas. Robin Wall Kilmenner es botánica y natural de la Citizen Potawatoma Nation, uno de los primeros pobladores de América.

Cada día me interesa más lo que representa este libro: para alcanzar de verdad una conciencia ecológica hay que conocer y celebrar nuestra conexión con el mundo natural.

En el primer capítulo la autora habla de la Skywoman. Según la antigua historia cayó del cielo sobre una tortuga, y dispersó las semillas que llevaba creando así Turtle island, el mundo. Es una preciosa historia sobre agradecimiento, sobre el regalo que cada uno de nosotros le puede dar a la madre Tierra.

La historia de Skywoman, comenta Robin Wall Kilmenner debemos entenderla no como un artefacto del pasado, sino como instrucciones para el futuro. Ser indígena de un lugar significa vivir como si el futuro de tus hijos te importara, cuidar la tierra como si nuestra vida, tanto la material como la espiritual dependiera de ello. Algo que hemos olvidado.

Según esta comunidad los humanos somos “los hermanos jóvenes de la creación” porque somos seres con menos experiencia sobre cómo vivir y por tanto necesitamos aprender.

Las plantas saben cómo hacer comida y medicinas simplemente con el agua y la luz, y cuando lo han hecho, lo regalan.

Skywoman sembró semillas para el cuerpo, la mente, la emoción y el espíritu, nos estaba regalando nuestras maestras.

Las plantas nos pueden contar su historia, necesitamos aprender a escucharla y hacerla nuestra.

Ahora que está creciendo el activismo para la protección del planeta conviene sumar a las protestas un acercamiento real a la naturaleza, no como algo que es bello y que podemos disfrutar si salimos al campo de excursión, sino como algo que nos susurra al oído las claves de la buena vida, de una mejor vida, para cada uno y para todos.

Salgamos a la calle, sí, pero volvamos a nuestra esencia natural también.
Ilustración de @valeria_cafagna para @savannabooks_ 
#braidingsweetgrass #ritmonatural #volveralatierra #cuidarelplaneta
  • Texto de @mireiasimorel del libro El mundo de las emociones editado por @savannabooks_ 
Desde la infancia, conforme vamos creciendo, vamos recibiendo mensajes del funcionamiento del mundo por parte de nuestras personas adultas de referencia. Normalmente nuestros padres y madres, o personas que nos hayan cuidado de manera significativa, y más tarde también de profesores y profesoras, y otras figuras adultas que forman parte de nuestra vida. También vamos incorporando la información que recibimos del entorno social y cultural que nos envuelve.
En la infancia solemos tragarnos todos esos mensajes sin apenas elaboración nuestra. Es decir, lo escuchamos y lo incorporamos simplemente porque lo dice una persona importante en nuestra vida. A eso es lo que llamamos introyectar un mensaje.
Y con todos esos introyectos asociados a las experiencias vamos elaborando nuestro modelo interno de funcionamiento. Eso será lo que luego aplicaremos en nuestra propia familia, en nuestros entornos de amistad, educativos, profesionales o lúdicos.
La cuestión es que llega un momento en el que es necesario que hagamos una revisión y una digestión de toda esa información. Un momento en el que puede que eso que incorporamos en su momento deje de servirnos o nos siente mal.
Si por ejemplo nuestra madre nos decía que llorar era de débiles y que no hay que llorar, y eso estaba mal visto en nuestra familia seguramente creceremos con esa idea y así condicionaremos nuestra propia experiencia con el llanto.
Masticar esa idea sería tener claro que para mi madre eso es así y entonces pararme yo a reflexionar si yo estoy de acuerdo o no, o con que parte me quedo de ese mensaje y con cual no me quiero quedar.
Ese proceso de revisar lo que nos hemos tragado y desmenuzarlo, digerir y decidir con que de esa información nos queremos quedar y con cual no, nos permite vivir nuestra propia vida, integrar nuestras propias elaboraciones y no vivir solo según lo que alguien nos transmitió.
Darnos cuenta de qué está construido nuestro fondo nos permite desarrollarnos como personas y vivir la vida qué queremos vivir. Nos permite hacer lo que elijamos  y no lo que debemos según el criterio de otras personas.
  • Hay una máquina mágica que absorbe dióxido de carbono del aire, cuesta muy poco y se construye a sí misma. Se llama, un árbol.
Desliza a la derecha para ver todo lo que hace esta mágica máquina. 
Carteles de @valeria_cafagna para Savanna books. #plantararboles #planttrees #cambioclimatico #ourplanetourhome #fridaysforfuture #savannabooks #revistapantera Fotos de stock de Unsplash.
  • Hay muchas revoluciones en marcha, la feminista, la ecológica, la social... y la revolución del amor. 
La revolución del amor significa que los problemas del mundo no pueden solucionarse con los mismos instrumentos que los han creado, solo se podrán solucionar con una nueva actitud, una nueva mirada. 
Una nueva mirada desde el corazón.

Como dice el filósofo y escritor Charles Eisenstein, la motivación para salvar el planeta ahora mismo suele ser: "salvemos el planeta o nos pasarán cosas terribles", mientras que debería ser "salvemos las ballenas porque son una criaturas increíbles y majestuosas". Charles Eisenstein argumenta que el "cosas terribles nos pasarán" no inspira suficiente compromiso , que la revolución que necesitamos para solucionar los problemas del planeta pasa por trascendernos como humanos y aceptar nuestra participación en una realidad más grande. 
La crisis climática es una oportunidad para cambiar la mirada y pasar a formar parte de la tribu de todo lo vivo en el planeta.

Uno no cuida de los suyos por conveniencia, los cuida por amor.

Charles Eisenstein pregunta: ¿Qué haríamos por amor? Cualquier cosa. Si nuestros hijos estuvieran en peligro, haríamos lo que fuera.
Ese es el nivel de compromiso que necesitamos para el planeta. Y aunque nuestro hijo no estuviera en peligro seguiríamos haciendo lo que fuera por que viviera una vida feliz y floreciera.
Se protege, se cuida, se desea lo mejor a lo que se ama. El amor es la revolución pendiente, la que se está gestando, la que representa una nueva historia.

EL VALOR DE HACER LAS COSAS CON CREATIVIDAD Y CORAZÓN

PANTERA es una revista para cultivar y celebrar el amor por el Planeta Tierra. Si cuidamos del planeta, nos estamos cuidando nosotros. Pero más allá de eso, queremos cuidarlo porque lo amamos. PANTERA es una revista llena de esa gente extraordinaria que está ahora mismo cambiando las cosas. Con esa nueva mirada, con creatividad, pasión y corazón.

Puedes suscribirte en el enlace directo del perfil. Gracias de corazón. Edita @savannabooks_ 
#panteramagazine #cambioclimatico #fridaysforfuture #reforestar #plantararboles #oceanossinplastico #mareslimpios
  • Nosotros compramos muchos libros de casas porque nos fascinan. Tanto que ya hemos hecho dos. Habrá un tercero? De momento seguimos deleitándonos con CASA. Lo podéis comprar en www.savannabooks.org sin gastos de envío 
@caterina_perez y @monicabedmar son sus autoras. En la imagen la preciosa casa de la florista @gangandthewool . #casa #savannabooks
  • Nuestros amigos de @lacasadecarlota se suman a la #globalclimatestrike con estos cuatro mensajes y muchos más que se quedan en el tintero (nunca mejor dicho) Lo que no debería quedarse nunca en el tintero es nuestro compromiso y activismo. Está demostrado que funciona, a qué esperamos para hacerlo más y mejor? #huelgaglobalporelclima #fridaysforfuture #ourplanetourhome
Carrito
-
+
Subtotal
11,00
Total
11,00
Continuar Comprando
1

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar